Blogia
nomeacuerdo

SMS

SMS

Prosigo mi labor de espionaje industrio-sentimental. Domingo, 11:45 h. Alguna ciudad del centro peninsular. Adelanto por una calle tranquila a un grupo de cuatro adolescentes. Camisetas de tirantes y pantalones más estrechos que mis calcetines. Tengo prisa. Pero al sobrepasarlas, cazo al vuelo la siguiente frase:

- No creo que consiga enamorarme nunca.

Y detengo el paso.

- ¿Por qué?, le pregunta otra.

- Porque las veces que lo he intentado, siempre me ha salido mal.

- Tía, seguro que encuentras uno y te enamoras.

- Que no, que a mí, aunque un tío me mande dos sms al día, ya no me enamora.

Acelero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Rq -

La culpa es del mésenyer.

mr.shy -

Para enviar un SMS al país de Nomeacuerdo... (He puesto esta frase hace diez minutos, no se me ocurre nada más y estoy comiendo sobras del frigorífico. En fin, actualiza. O algo.)

Eresfea -

¡Bien!, los poetas y otros escritorzuelos tienen esperanzas. Si se mandan seis o siete, calculo, quedarán prendadas de amor.

Ander -

Oíste mal, G. Dijo: "Aunque me mande dos entremeses al día ya no me enamora". Esa chica debe de tener el corazón de piedra. ¡Ni con dos entremeses! Pobre.

J. -

Ah. El amor y sus vicisitudes. Dos no son suficientes.

Nodisparenalpianista -

A mi me da que el amor con tarjeta prepago es una cosa muy fea que hacen las señoras que fuman con los marineros marselleses.

asincopado -

El amor en 130 carácteres ya no se lleva. Otra cosa son los mensajes multimedias, eso es el amor verdadero.

sub -

Pobre chica.
¿Y si le mandan tres al día?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres