Blogia
nomeacuerdo

Solución a la crisis

Una foto de Flickr

Transcribo, por su interés socio-político, una misiva enviada hoy mismo al Servicio de Atención al Cliente de la entidad bancaria Caja Laboral, tras su emocionante decisión de cobrar 2,40 euros por uso del cajero automático en entidades diferentes a la mencionada, incluso cuando pertenezcan a la red Servired, a la que está adscrita Caja Laboral: 

Estimados señores, 

soy XXXXXXXXXXX, (DNI XXXXXXXX-z), cliente de su entidad, y me dirijo a ustedes porque he recibido la buena noticia, gracias a su infravalorada "política de transparencia", de que a partir del 1 de diciembre, pasarán a extraernos de nuestras cuentas 2,40 euros cada vez que hagamos uso de la red Servired, a la que ustedes pertenecen, en cajeros que no sean de Caja Laboral. No mencionaré el dato de que vivo en Madrid capital, donde a duras penas se puede encontrar un cajero de su entidad, porque esta es una cuestión menor. 
Lo importante es que hayan tomado por fin esta decisión. ¡Bravo! Les felicito por esta brillante iniciativa: ya era hora de que alguien se atreviese a quitarse la máscara y acabar con el bulo de que las Cajas de Ahorro y Bancos son ONG, entidades de ayuda al necesitado o, todo lo más, o supermercados de baratillo en los que conseguir a módico precio vajillas, lavadoras o viajes a Torremolinos. 
Entiendo que 209 millones de euros de beneficios no son suficientes para satisfacer las necesidades básicas de su cúpula directiva, y aplaudo su brillante iniciativa de recuperar la práctica, desgraciadamente en desuso, de la usura. Al fin y al cabo, la crisis que nos acecha no es una crisis, sino un desigual reparto de la riqueza: los pobres y la clase trabajadora hemos creído que teníamos acceso al dinero, cuando este pertenece en exclusiva a sus legítimos propietarios, los ricos. 
Les animo fervientemente a continuar por esta línea de trabajo, y me atrevo a proponerles otras iniciativas para que las trasladen a su consejo de administración, en próximas reuniones:
- Duplicar, o triplicar, los intereses de las hipotecas. 
- Instaurar comisiones por uso de suelo de oficina, gasto de papel en las libretas de ahorro y de tinta de impresora al actualizarlas, o comisiones por palabra empleada en cada una de sus comunicaciones, sean verbales, escritas o por correo electrónico. 
- Recuperar el lamentablemente abolido derecho de pernada, que tantas satisfacciones proporcionará a sus directivos. 
Todas estas iniciativas serán previamente comunicadas a sus clientes, en virtud de su política de transparencia, claro. Que no se diga. 
Dicho esto, lamento comunicarles que mi pobre estado de cuentas no me permitirá colaborar en esta nueva estrategia de estrangulamiento de la clase trabajadora, y sintiéndolo en el alma, tendré que marcharme a otra entidad bancaria más mojigata y que, al contrario que ustedes, no haya entendido la verdadera filosofía del negocio: ganar dinero a costa de los que menos tienen. 
Atentamente suyo,
XXXXXX

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

japerez -

Ay, ay, ay... Hay dos "clase trabajadora" que denotan cierta "conciencia de clase" muy posterior en el tiempo al robo y a la usura de toda la vida.
Ten cuidado, que están buscando líder en IU. (Como cuando nadie quería ser delegado en clase, qué marrón).

J. -

Leyendo la carta, como diría Woody Allen, me dan ganas de invadir Polonia.

el del blog -

Ander, la verdad es que sí. He disfrutado como un enano escribiéndola. Jeje. Con algo hay que consolarse.

Ander -

Qué desahogo, ¿eh? Merece los 2,40 euros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres