Blogia
nomeacuerdo

Botellón borroka

Por si alguien (como yo, la mayor parte de los días) no se ha enterado, el otro día, en una población cercana a Madrid, las fiestas del pueblo terminaron en fuertes enfrentamientos con la Policía. Las imágenes (aquí vídeos y textos) no son nuevas: botellazos, hogueras, carreras, cargas policiales. Chris Marker podría hacer una película con ellas. 

Eso, en un primer vistazo. Pero es bien sabido que las imágenes mienten. Siempre, o casi siempre. Así que hay que leer la letra pequeña. Por ejemplo: Pozuelo de Alarcón es una de las ciudades con la mayor renta per cápita de la Comunidad de Madrid. Un municipio próspero, con tres universidades, multitud de colegios privados, y un índice de inmigración casi inexistente (las criadas no cuentan, porque no duermen ahí, sino en Villaverde).

Es decir: no estamos ante unos disturbios raciales, ni políticos. No son un grupo de parados hartos de malvivir, ni unos violentos (qué barata está esa palabra) tratando de imponer sus ideas a lo bruto. No. Tampoco son chavales sin trabajo, ni emigrantes de tercera generación sin perspectivas de futuro. No, amigos, no. Son pijos. Niños bien, hijos de marqueses, políticos y empresarios, borrachos, en una noche de fiesta, subiendo un grado más en la escala de su diversión. 

"Fue la mejor noche del año", diría al acabar los disturbios uno de los detenidos, mientras se recomponía el cocodrilo del polo y sonreía a otro que le grababa con su móvil de nueva generación. 

No entraremos a los análisis baratos sobre qué es lo que lleva a unos niños con todas las comodidades a repetir los iconos de las luchas callejeras, a vaciar de sentido (si todavía lo tiene) la revuelta social. No. Nos limitaremos a señalar, para terminar, que el juez, en duro y ejemplar castigo, les ha impuesto la tremebunda pena de "no ir de fiesta durante tres meses". ¿Y les han quitado la PSP, también?

Lo siento, en esta ocasión no hay comentario sobre la foto. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

kaplan -

Por lo que he leído, algunos padres apoyaban la protesta de sus fillos contra ese juez inclemente: se me ocurre que a lo mejor los padres prefieren que tener a sus hijos el mayor tiempo posible lejos y fuera de casa, como si asaltan el museo del prado y le ponen fuego a las meninas. Pero claro, yo siempre fui un malpensado.

Nodsparenalpianista -

Por lo que tengo entendido con gente normal, ni hijos de marqueses ni de desharrapados. Gente normal que se aburre y que ha descubierto que se puede atacar a la poicía, se puede destrozar su pueblo y que no pasa nada.
En la prensa británica anunciaban vacaciones en Salou: Alcohol sin límite, drogas a granel, sexo de todos los colores y sabores y bronca con la policía garantizada en el (bajo) precio del fin de semana guerrillero.
La revuelta social es ducharse por la mañana y viajar en Metro. Por ejemplo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres