Blogia
nomeacuerdo

La cebra

La cebra Mis abuelos tuvieron durante muchos años una cebra de porcelana debajo de la tele. Y durante todos esos años, fui incapaz de ver la tele con tranquilidad, porque estaba convencido de que la cebra me miraba fijamente. Cuando encontré en un puente de Montevideo esta tele que nos miraba, las piezas encajaron. Era la tele, no la cebra, la que me observaba. La que nos observa. A tí y a mí.





Nos miran

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

molleja -

Estamos todos adentro de un televisor, la revolucion de los rayos catodicos nos atrapo.

Dogbert Jr. -

Chac. Qué raro. Porque en Montevideo las únicas teles que miran son unas que quedaron en un viejo depósito de la Philips. Allá, por el Prado.

Mousiké -

Encerrado en un televisor y atrapado en una fotografía. ¿Dónde encuentro mi libertad? No me acuerdo; pero sé quién me la robó. Venganza.

Ella y su orgía -

Bueno, ya que Javi se me ha adelantado y no es cuestión de hacer dos veces el mismo comentario: ¿no serías tú el que se plantó en Montevideo siguiendo el rastro del televisor?

higronauta -

¿Se ha planteado alguna vez lo que pensaba la televisión cuando usted se plantaba delante de ella a obsevarla? Quizás estuviera en la misma situación que usted. Sólo quizás...

javi -

Es inquietante, también, que la cebra estuviera debajo y no encima de la tele.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres