Blogia
nomeacuerdo

Otras manos

 

 

Estos días escribo cosas de manos.
Ayer por la noche, medio dormido, escojo un libro al azar.
Comienza con el relato de alguien a quien transplantan por error las manos de un estrangulador.

Y en ese momento, las páginas escritas con manos, que tengo encima de la mesa, cobran vida, y apenas consigo escribir estas líneas antes de lanzarme a la calle, en busca de mi próxima presa.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

V -

Merci. Me apunto en la mano izquierda y con rotulador la recomendación de la peli esa de Rebollo. Ya te contaré.

V -

Merci.
Me apunto la recomendación sobre la película estilo Rosales, pero mejor. A ver si quedan entradas.

sub -

¡Espósate!

Nahum -

Ander, Cortázar tiene un cuento sobre unas manos que crecen... ¡uy, casi copia a El País!

Y un conocido por los frecuentan este blog, el ahora uruguayo Javi Callejón, tiene un corto divertídisimo: "La mano independiente". ¿Coges alguna idea, nomeacuerdo?

Peter -

El viejo truco de los estranguladores: echarle la culpa a la literatura.

Ander Pressure -

Ayer leí esta noticia en elpais.es: hace unos meses un hombre se quedó con un centímetro de pene después de un accidente, le implantaron diez centímetros del pene de un muerto y ahora pide que se lo quiten por favor por favor.

¿Qué hacen las manos de los estranguladores cuando se implantan en otro cuerpo? Etcétera.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres