Blogia
nomeacuerdo

Dedicado a

Dedicado a

 

Nomeacuerdo ha cambiado. Cuando empecé a escribir esto, sólo mi ordenador, y los de los cibercafés ilegales donde actualizaba, sabían de su existencia. Ahora tengo fans anónimos, enemigos declarados, y de vez en cuando, hay quien me reclama que actualice. La última petición (y declaración de fidelidad al blog) se produjo el viernes, a altas horas de la madrugada, en un bar ruidoso. Pero, ¿qué contar cuando eres consciente de que (y de quiénes) te leen? Prefería el anonimato, la nocturnidad, la alevosía y la impostura. El silencio. Los mensajes anónimos en botellas de ceros y unos. La tristeza del contador de visitas sin estrenar. Para los que me leen, y para quien me reclamó que escribiese, un recuerdo prestado que siempre me hace sonreír. El 125 de Georges Perec:


"Je me souviens que Khrouchtchev a frappé avec sa chaussure la tribune de l´O.N.U."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Y quién es él -

Estimado autor del blog:

Si desea inscribirse en nuestra asociación de Melancólicos Anónimos, rellene por favor el impreso que no le adjuntamos y después tírelo en cualquier papelera.

Le reitero el testimonio de nuestra más distinguida consideración,

M.A.




asincopado -

El anonimato es una bonita forma de vida, pero imposible de mantener.

Nahum -

Mon dieu!

Eresfea -

Que te estás afrancesando... (y somos pocos y algo desorientado ya).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres