Blogia
nomeacuerdo

Wally

Wally Transcribo de memoria: "Un día L. me contó que nunca podrá ser amiga tuya porque le recuerdas a un niño, de pelo negro y camiseta de rayas, que se le aparecía en sueños cuando niña. El niño no le hacía nada, sólo le miraba, en silencio, desde el quicio de la puerta". Y mientras me contaban eso yo recordaba el sueño más recurrente de mi niñez: los fosos de una ciudadela militar, en la que todos los niños de mi ciudad jugábamos de pequeños, repletos de esqueletos sonríentes. Todavía no he encontrado nadie que me recuerde a esos esqueletos. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

anonetoy -

Lentamente aprendo a analizar mis sueños. Y me quedo impresionado por la capacidad que tenemos para inventar historias que camuflan emociones.

Me parece que tu sueño muestra que no le tenés miedo a la muerte. Las interpretaciones son divertidas

L -

y lo peor son tus ojos.

Peter -

Los esqueletos se parecen mucho a otros esqueletos. Prueba a ver esqueletos y te recordarán a los del sueño y nunca más serás amigo suyo. Creo.

J. -

Ya no sonríe nadie.

nomeacuerdo -

Las espero gustoso. Pueden ser carne de blog.

eresfea -

Si los esqueletos llevaban pijama, te puedo pasar unas fotos de Jorge en el monte... Deben de ser lo más parecido. Jorge también sonreía.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres