Blogia
nomeacuerdo

4-2

En un gesto inédito, que muchos podrán considerar como mi suicidio social, voy a emitir mi opinión sobre la victoria de la Selección de fútbol del país conocido como España sobre la equivalente del país conocido como Italia: ganar por penaltys no es ganar. 

A penaltys jugábamos los que no sabíamos jugar a fútbol.

Por penaltys ganábamos los que no sabíamos ganar-jugar a fútbol.

Los penaltys son lo único que nos gusta a los que no nos gusta el fútbol.

Por más que uno de los locutores (me resisto a denominar periodistas a unos señores cuya labor es la de unos Manolo-el-del-bombo pero vía televisión) de la cadena que retransmitía el partido afirmase: "ganar a Italia en los penaltys es lo más grande que no podía pasar", hemos de reconocer todos que los penaltys son el consuelo de los inútiles. Como yo, que soy el rey de estos penaltys, que, por cierto, provocan bastante menos ruido en el vecindario que los arriba mencionados.

He dicho. Ya pueden soltarme sus pedradas. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Erri-Berri -

Más razón que un santo, aunque del fútbol me guste hasta perder a los penaltis.

Allendegui -

Más que pedradas, te vamos a lanzar balonazos. Toma!

Memento -

Yo los paraba. Había niños más malos que tú con el balón.

eresfea -

Actualiza, que ya cayeron hasta los rusos...

Enrique -

Gracias por bajar al submundo de los futboleros acérrimos y dedicarnos un post. Nos acordaremos de nomeacuerdo en los penaltys de la final

J. -

Habría que verte tirando penaltis. Cara de velocidad, nervios en las mandíbulas.

Glorioso post.

eresfea.blogspot.com -

Lo que nos gusta a todos (futboleros o no) es ganar.
Quizá ibas con ese país llamado Italia.

mr.shy -

Yo también jugaba a penaltys, y no había nada mejor que darle un punterón al Mikasa con los ojos cerrados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres